Piero Manzoni, ¿arte o burla?

Publicado por el 10 May. 2014 en Arte, Blog

Piero Manzoni, ¿arte o burla?

Tengo la suerte de que muchos de mis amigos son ingenieros. Ojo porque yo no llamo ingeniero tanto a la persona que tiene una ingeniería reglada, que hoy por hoy tiene cualquier hijo de vecino, sino a la persona que piensa como tal, tenga o no la titulación. Es una forma de pensar racional, basada en datos y en argumentaciones lógicas, que por lo general no toleran argumentos que no se puedan justificar mediante datos.

Hablar con personas que tienen esta forma de pensar y de ser resulta un verdadero desafío, y te obligan a aumentar el ritmo de proceso de tu cerebro de una forma tremenda para poder estar a la altura de la conversación. Los resultados de aprender los patrones de pensamiento necesarios para poder comunicarte con este tipo de personas son tremendamente positivos, pues es una forma de pensar tremendamente práctica y eficaz en el día a día.

El problema es que a veces uno, que ya no tiene la cabeza para estas lides sino para pensar en cosas mucho más mundanas, a veces se distrae en medio de la conversación (esto supone casi con total seguridad “perder” en el duelo verbal). Hace unas semanas, en una (acalorada) cena/discusión con mis amigos mi mente llegó al punto de saturación e inmediatamente voló hacia los rincones de mi memoria, donde encontró a un artista que era de lo más singular.

Era un artista que mezclaba la lógica más correcta, en el sentido literal de la palabra, con las ideas más extravagantes y absurdas. Y de repente me encontré con que tenía la mente totalmente bloqueada y no podía recordar su nombre. Por suerte al hablar al día siguiente con mi hermano, que tiene una especie de biblioteca de artistas grabada en el cerebro, el nombre salió casi por casualidad, y en aquel momento me propuse escribir un artículo sobre el artista, que no es otro que el gran Piero Manzoni.

Arte Conceptual

No es intención de este artículo hacer un biográfico sobre Piero Manzoni. Si os interesa, podéis leer su biografía, por ejemplo aquí. Lo que realmente me interesa es más bien reflexionar un poco por encima sobre su figura, que es una de las más curiosas que yo recuerdo dentro de la historia del arte.

Manzoni convertía en arte aquello que firmaba

Manzoni convertía en arte aquello que firmaba

Por ubicarnos un poco, estamos en los años 30 cuando nace, y ya desde pequeño sentía atracción por el arte, pintando paisajes, a su hermana, etc. Cuando realmente Manzoni empieza a desarrollar obra relevante, es en la década de los 50. Es un momento artístico muy agitado. Estamos en plena modernidad. Los impresionistas dieron lugar a los postimpresionistas, que a su vez dieron lugar al cubismo, la abstracción, el surrealismo y los nuevos realismos. Y en esta tercera generación, por decirlo de alguna manera, aparecen un montón de movimientos entre los que se encuentra el Arte Conceptual, heredero de múltiples ideas y tendencias, como todos, pero de forma particularmente directa del dadaísmo de Duchamp y del surrealismo. Algún día intentaré hacer un árbol genealógico del movimiento moderno que creo que puede ser de lo más interesante. El Arte Conceptual está a medio camino entre la filosofía y el arte. Se trata de una profunda reflexión sobre el significado del arte y sus implicaciones, no desde un punto de vista plástico, sino totalmente cerebral. Duchamp ya lo anticipaba con su urinario, pero los artistas que heredaron su batuta, lo llevaron al extremo.

Recordemos que ya ha pasado la Segunda Guerra Mundial, y EEUU aparece como la primera potencia mundial. Así que el escenario principal del Arte a nivel mundial se traslada de París a New York. Sin embargo en el caso del Arte Conceptual nos encontramos con que aparecen dos focos diferenciados, el Arte Conceptual americano, más divertido y cercano al mundo del Pop Art, con autores como John Baldessari, y el del viejo continente, mucho más sombrío y cerebral, con gente como Beuys, Ives Klein, o nuestro amigo Manzoni, que sería una excéntrica excepción, en general en todo. Nos quedamos con una idea básicamente. No buscamos hacer los cuadros más bonitos, lo que buscamos es reflexionar sobre lo que es el arte, e investigar sobre nuevas formas de expresión artística.

¿Y Manzoni a qué se dedicaba?

Tras su etapa inicial de toma de contacto con el arte, Manzoni se encuentra en una Italia que ya llevaba unos cuantos años tratando de reinventarse. No olvidemos que Italia tiene el que seguramente es el patrimonio artístico más exquisito de todos los tiempos, y la brutal influencia de este patrimonio en los artistas es tremenda, desde las escuelas de Bellas Artes, donde aprenden técnicas realmente complejas, hasta los gustos populares, tan ligados a su clasicismo histórico. Por esta razón en Italia no vale la mediocridad. O los artistas son radicales y revolucionarios, o verdaderos gurús del pincel.

En la década de los 60 en Italia estaban naciendo por una parte el Ars Povera de Mario Merz y compañía, y por otra parte una tímida muestra de Arte Conceptual con artistas como Lucio Fontana. Las primeras obras relevantes de Manzoni (los Acromas) son similares a las de Fontana, e incluso a las de Klein, con el que se le suele relacionar mucho. Se trata de cambiar el concepto de lienzo como superficie lisa. Son enyesados blancos que adoptan formas y texturas sobre el lienzo. Se trata del punto de inflexión, en el que la fase de experimentación pura y dura (llegó a usar excrementos y su propia sangre en estas obras) da pie al trabajo que realmente es importante.

Uno de los Acromos

Uno de los Acromos

Ojo, obsérvese que Manzoni termina esta obra en 1959, y que moriría desgraciadamente en 1963, así que sólo tuvo unos 4 años para hacer obras relevantes.

Y entonces Manzoni chifló

Esta es la parte interesante, porque todo lo demás es una obligada introducción si se quiere entender aunque sea remotamente lo que Manzoni pudo aportar.

La reflexión principal de Manzoni es sobre la figura del artista como creador de arte. Dado que lo que es arte, y lo que no lo es, está en un debate social, artístico y filosófico constante, Piero decide crear su propia definición de arte. El arte es aquello que el artista dice que es arte. Es más, aquello en lo que interviene el artista, directa o indirectamente, puede ser o ser arte, si el artista así lo desea. Obsérvese que estamos hablando de uno de los artistas con más talento y más capacidad para sorprender, crear discusión y revolver sensibilidades de su generación, por no decir de toda la historia. Su reflexión no era para nada una tontería: Se puede interpretar como una crítica a los autodenominados artistas que hacían un trabajo mediocre, pero al que llamaban arte porque lo habían hecho ellos.

Se puede interpretar como una burla al mero concepto de arte, que no define ni puede definir nada. Se puede interpretar como todo lo contrario, como una forma de valorizar aquello que había perdido su valor en un mundo industrializado y serializado. Luego le dedicaremos unas líneas a esta reflexión, ahora veremos cómo hizo Piero para generar el debate.

Esto es arte porque yo lo digo

Centraremos nuestra atención en cuatro series puntuales: Aire de artista, Huevos, Mierda de Artista y las Bases Mágicas.

ConAire de Artista, Manzoni infló varios globos con su propio aire. Al ser aire respirado por un artista, eso hacía que los globos se convirtieran de por sí en obras de arte.

Su serie de 70 huevos cocidos con un dedo suyo impreso en la cáscara, dotaba a los huevos del superpoder no sólo de ser obras de arte. Los visitantes que se comían los huevos, se convertían automáticamente en obras de arte. Obsérvese que Manzoni no se quedaba sólo con algo tan vulgar. En el momento en que la persona pasaba a ser una obra de arte, Manzoni reclamaba la autoría de la obra, así que la persona era una obra de arte de Manzoni, no una obra de arte cualquiera. Ojo, porque cuando la persona hacía la digestión y defecaba, sus heces también eran obra de Manzoni.

“Mierda de artista” llevó este concepto al extremo. No sólo Manzoni enlató sus propias heces, sino que luego vendió las latas con la caca dentro, al precio al que se cotizaba el oro en aquella época. No sólo se vendieron todas, una de esas latas alcanzó un valor por encima de los 120.000€ en el mercado hace no demasiado tiempo. Si Manzoni levantara la cabeza de la tumba, seguramente seguiría riéndose, o tal vez no, tal vez él consideraba que realmente sus heces eran obras de arte, y en realidad se enfadaría por ver el bajo precio de mercado que han alcanzado.

 

Una de las latas de Mierda de Artista. Algunas de ellas reventaron debido a los gases.

Una de las latas de Mierda de Artista. Algunas de ellas reventaron debido a los gases.

Por último sus “Bases Mágicas”, que tenían las propiedades mágicas de convertir aquello que estuviera encima de la base en obras de arte. Se trata de una divertida reflexión, en la que el autor viene a decir que muchas estatuas, de no estar encima de una peana, no serían realmente obras de arte. Es más, en un momento en el que ya existe el arte objeto, el ready made, etc, se trata de una tremenda burla a los artistas que cogen algo que se han encontrado por la calle, y lo ponen en una peana, o en un museo, y dicen que eso es arte. O tal vez sea al revés, y realmente el autor estaba convencido de que un artista, por ser artista, podía decir que algo era arte sólo con mirarlo. Una de sus obras más divertidas es la Peana mágica del Mundo, una base dada la vuelta, que convierte el mundo en una obra de arte. Ojo, una obra de arte de Manzoni, faltaría más.

No son sus únicas obras, pero todas giran en esta línea. En un momento dado, Manzoni repartió boletos mágicos que convertían a los visitantes en obras de arte, por poner un ejemplo. Son siempre reflexiones sobre el arte, sobre los objetos derivados del arte, sobre la figura del artista, sobre el concepto de obra de arte, pero también sobre una realidad cada vez más preocupante de su época: El consumismo, el gasto en objetos sin valor, la especulación… Pocos artistas hay en la historia del Arte que en tan pocos años de trabajo, hayan conseguido trascender del modo que lo ha hecho Manzoni. Pocos artistas hay en toda la historia tan libres, y que hayan dado un puñetazo encima de la mesa tan sonoro. Tan capaces de desconcertar a las personas más rígidas, o de hacer sonreír a las personas que menos saben de arte.

Aire de Artista, un claro homenaje a Duchamp

Aire de Artista, un claro homenaje a Duchamp

Lo curioso es que hay siempre una enorme belleza detrás de lo que hace Manzoni. Se trata de una reflexión profunda, y se nota. Sin lugar a dudas está entre los artistas que más me han llamado la atención a mi, y uno de los que siempre son geniales para aprender a entender lo que es el arte en la actualidad, el rol que juega en nuestra sociedad, y la forma en la que nos puede ayudar, pero también a aprender a diferenciar las motos de las verdaderas obras de arte, los vendehumos de los artistas reales, y no sólo en el ámbito del arte, sino en cualquier otro campo que esté sometido al desgaste del consumismo y de la especulación.

Sin más, me encanta escribir unas líneas sobre este autor, realmente le tengo mucho cariño, y me trae unos recuerdos maravillosos de cuando estudiaba en la Universidad con Javier San Martín, que lo explicaba maravillosamente bien. Sólo dos apuntes antes de terminar.
Primero, hay una obra de arte que consiste en unos círculos de metal en el suelo. Se trata en realidad de barras de metal de varios metros de longitud enterradas, de las que sólo se ve un borde. Por desgracia no consigo recordar si esta obra era de Manzoni (creo que sí) así que a ver si alguien me lo puede recordar.
Por otro lado, animaos a contadme cómo véis vosotros a Manzoni, cómo interpretáis lo que hizo. ¿Se burlaba de nosotros, de su época, del arte? ¿O en realidad creía en lo que hacía y realmente se veía como un ser superior capaz de determinar con su voluntad la realidad? ¡Espero vuestros comentarios!

Being Social
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

    12 Comentarios

  1. Creo que Manzoni era un cachondo, aunque es posible que sí se se viera como un verdadero artista por sus ideas originales. El humor puede ser un arte.

    • ¡Hola Hugo! Creo que lo clavas, es muy correcto lo que dices, yo también creo que el tío tenía mucho sentido del humor! ¡Aunque por supuesto que se veía como un verdadero artista! ¡Es que lo era! Con respecto a lo de que el humor puede ser arte, totalmente de acuerdo (Mira a Les Luthiers :-D) El humor bien utilizado es una herramienta poderosísima de comunicación, y eso Manzoni lo sabía muy bien.

  2. Bueno, ante todo, enhorabuena por el post Fausto…ha quedado simplemente espectacular, el tono y el contenido son simplemente perfectos…lo mejor que puedo decir es que la lectura es tremendamente adictiva, me ha gustado mucho, de verdad.
    La verdad es que hacía tiempo que no me divertía tanto con un artículo de arte, he estado revisitando a nuestro amigo Manzoni y me han surgido algunas ideas…
    Una de las cosas que más me gustan de Manzoni es sin duda su SENTIDO DEL HUMOR, me parece uno de los rasgos que definen el arte contemporáneo, aunque siempre ha estado presente en todas las épocas, hoy se utiliza de forma diferente.
    El sentido del humor consigue que la obra de arte se desafíe a sí misma, que la obra de arte desafíe al mismo artista y que finalmente nos desafíe a todos como espectadores…
    Desde Koons, Scharf, Haring, Duchamp, Maurizio Cattelan …son muchos los artistas que lo utilizan como recurso, pero pienso que Manzoni fue un auténtico maestro…y que para él fue el eje fundamental de su obre…
    ¿Significa eso que su obra es una broma? ¿Qué su obra es simplemente una “mierda”?
    Me imagino que si nos fuésemos a tomar unos vinos con él, nos contestaría que no hay nada que decir que su obra es lo que es…
    Me imagino que luego pediría otra ronda…
    Esto me da pie a pensar en otra idea que me resulta fascinante en Manzoni y es la OCULTACION…de hecho algunas de sus obras requieren la ocultación para validar la obra de arte…y yo añadiría que esta OCULTACIÓN viene de la mano de una fascinación por el PACKAGING…
    Dos ejemplos … “Líneas” Y “Mierda de artista”…
    En el primer ejemplo ya sabéis que trazaba una línea en un papel y luego las enrollaba, y empaquetada y lo más importante …. no se podían abrir….
    Quedaban fuera de la mirada del espectador y el comprador la linea existe entonces solamente en nuestra imaginación…
    (La línea más larga documentada fue una de 7.200 m. que realizó desde las 4 a las 18:55 el 4 de julio de 1960. Esta línea, al igual que las anteriores, está contenida y sellada en un cilindro de zinc y enterrada en los jardines del Herning Kunstmuseum.)
    (Por lo que comentabas de las varas enterradas…en realidad son sus líneas)
    A Manzoni le obsesionaban los huevos y su estructura…he llegado a la conclusión de que gran parte de su obra gira en torno a la idea de algo oculto dentro del huevo que no podemos ver totalmente…desde sus “Acromes” blancos con objetos en su interior “escondidos”…a sus “Líneas” que no podemos abrir enterradas o su “Mierda de artista” que además ha generado infinitos debates porque se da la hilarante situación de que nadie se ha atrevido a abrir la lata….
    Recientemente Agostino Bonalumi, uno de los colaboradores de Manzoni declaró que las latas estaban realmente llenas de yeso.
    Para colmo, lo cierto es que resolver este enigma no es tan fácil como parece, ya que la apertura de una de estas latas implicaría una pérdida total de su valor….
    Jens Jörgen Thorsen, artista sueco ya fallecido, explicó a Bernard Bazile un artista que ha trabajado en el tema del interior de las latas…que su colega Manzoni se reía con la posibilidad de que a un coleccionista le explotara la lata y empezara a rebosar la mierda.
    Dice Thorsen que le pasó a él, por tenerla mal conservada, y que la tiró. Así que sólo quedarían 89… Otra coleccionista dice que tenía un agujero y la puso en la nevera hasta que su marido la obligó a venderla. Algunos la tienen en una urna de metacrilato, otros en la caja fuerte del banco. El galerista suizo Bruno Bischofberger explica que la tiene en el almacén, no sabe bien dónde…
    De hecho el propio Bernard Bazile supuestamente abrió una lata…en la que dentro encontró otra lata…
    Me imagino a Manzoni partiéndose de risa…
    A mí me hace pensar en si la obra es el envoltorio o lo que hay dentro….(a mi y al matromio Christo ..claro…)
    Y que todo esto se vincula de alguna forma con el diseño así que ahora entiendo un poco más porque te gusta…
    Desde luego podría seguir comentando el desafío que supone preguntarnos ¿Qué es Arte? Pero como siempre digo cada artista se hace en cada época esa misma pregunta y nos ofrece sus propias respuestas, yo creo que para Manzoni el Arte no dejo nunca de ser esa pregunta.
    Además de una mierda, claro.

    • ¡Gracias por tus palabras Fer, y por tu genial comentario!
      Varios apuntes que creo que son interesantes:
      · Tal y como comentaba Hugo, el sentido del humor puede ser una forma de arte. Yo añadiría que el sentido del humor es una poderosa herramienta de comunicación, algo que la publicidad descubrió hace muchos años. ¿Cuándo, preguntas? Pues sí, entre los años 50 y 60, que es cuando la publicidad vive su gran revolución y entra poderosamente en escena. No es Manzoni el primer artista que utiliza el sentido del humor, ni de lejos, pero tal vez sí que sea de los primeros que lo utilizó bajo el paraguas de la comunicación frente a la expresión.
      También aciertas claramente al enfatizar en el tema del packaging, que es una constante en la obra de Manzoni. De nuevo una clara referencia a la producción en serie, la sociedad de consumo, etc, tema también muy recurrente en los autores Pop americanos, como Warhol, que sí, también coinciden más o menos en el tiempo.
      Con respecto al fetichismo de las latas de mierda de artista… En mi opinión son un truco de magia. Y ante un truco de magia podemos posicionarnos de dos formas, podemos disfrutar del truco, o podemos obsesionarnos hasta que lo resolvemos. ¡Ambas posturas favorecen al mago, por supuesto! Porque con la primera, lo que consigue es hacernos soñar, y con la segunda, consigue captar nuestra máxima atención. ¿Acaso no es esto justamente lo que hizo Manzoni? ¿No nos ha hecho preguntarnos jocosamente si en realidad está su mierda dentro de la lata, y nos ha hecho verter ríos de tinta (ahora mismo de bytes) dilucidando qué hay en su interior? Efectivamente, Manzoni era un mago de la comunicación, y el sentido del humor era su varita.
      Una última y divertida reflexión sobre las latas de mierda de artista. ¿No aparece una cierta similitud con el gato de Schödringer? Porque en el momento en que abres la lata, la obra se pervierte, ¿no es así? Luego la obra de arte en su total pureza no debe ser abierta, porque si la abres entonces tal vez descubras que lo que hay dentro no es mierda de artista, y eso qué hace? la devalúa? ¿Crees que Manzoni no conocía la Paradoja? Es de 1935…

      • Totalmente de acuerdo en el punto de vista publicitario, pero sobre todo increible la reflexión del artista Nolaniano, como mago…
        Me ha gustado mucho, estoy completamente de acuerdo, de hecho la magia tiene sus propios códigos visuales y también es otra forma de comunicar…tantas y tantas formas de lanzar un mensaje…!
        Un saludo!

  3. La supuesta lata abierta…dentro vemos otra lata…

  4. Ah! y contestando a las preguntas

    1-¿Arte o burla?: Las dos cosas, por supuesto…jejeje

    2-¿Se burlaba de nosotros, de su época, del arte?:

    De todo lo que se menea…

    3-¿O en realidad creía en lo que hacía y realmente se veía como un ser superior capaz de determinar con su voluntad la realidad?

    Si creía en lo que hacía…si no, no lo hubiese hecho…si era un ser superior que determinaba con su voluntad la realidad…jejeje

    Un saludo Fausto!

    • Como decía antes, si pensamos en Manzoni como en un comunicador que utiliza el sentido del humor, las paradojas, y los juegos de interior y exterior mediante el tema del packaging, ¿tú crees que realmente se burlaba de nosotros? ¿Acaso no parece más probable que utilizase el humor del mismo modo que ahora lo hacen los publicistas? Cuando una agencia de publicidad hace el anuncio de Mixta… ¿Se burlan de nosotros, o intentan captar nuestra atención? Interesante reflexión!

      • A mi lo de Mixta si que me parece una burla…puf jejejeje (además está malísima) XE

  5. me ha gustado mucho este articulo de Manzoni, muy extenso y agradable de leer.

  6. Si me lo permiten, me gustaría disidir con respecto a Manzoni.

    Su categoría de artista me parece sobrevalorada, el éxito de manzoni responde únicamente a la facilidad del momento para ser retado con obras de una gran simpleza cuyo único contenido es cerebral. Nunca se permite ser estético más allá de la neurona.

    Si las galerías, museos, etc… no aceptaban estas obras podrían ser tachados de retrógados. Si los críticos no aceptaban y toleraban estas propuestas podían verse atrasados.

    Creo que este artista es un gran ejemplo para representar lo que la postmodernidad representa a muchos niveles.
    Pluralidad, tolerancia, y espectáculo. Las nuevas generaciones tienen el deber de superarse en estas tesituras y no engrandecer la obra de Manzoni. Pero cuidado, no critico que usted admire a Manzoni, sino el hecho de que deba ser considerado referente y genio para la posteridad.

    Un disidente y cordial saludo.

    • ¡Solrak, muchas gracias por compartir su opinión!

      Lo que más me gusta de su comentario es el segundo párrafo, muy interesante. Efectivamente debía ser tremendo ser crítico en esta época, pensar que lo que estabas viendo era basura, y no poder decirlo por miedo a ser juzgado como anticuado o retrógrado. Una reflexión brillante, si señor.

      Es bien cierto que la obra de Manzoni es con diferencia una de las más escandalosas de la historia del arte, y eso tiene ventajas e inconvenientes. Las ventajas obvias, son el ruido mediático e incluso la trascendencia que ha obtenido. Pero la contrapartida es muy cara, y es que todas las obras más convencionales y estéticas del artista pasarían desapercibidas para la historia del arte. Y es que sus series de acromos, por poner un ejemplo, denotan una sorprendente sensibilidad cuando se las ve en directo, al menos esa es la impresión que tengo yo.

      Sin embargo en arte a veces lo más relevante no es andar un camino, sino descubrir un camino, y en mi opinión el gran mérito de Piero Manzoni fue precisamente abrir la lata, y nunca mejor dicho, del arte conceptual más extremo y controvertido, en un momento en el que el arte era en realidad muy convencional, pese a aparentemente no ser así.

      En fin, es maravilloso ver cómo pasan los años y este autor sigue generando controversia. Bienvenido a estos lares, espero seguir disidiendo con usía por aquí! un abrazo!

Trackbacks/Pingbacks

  1. Estètica | Pearltrees - […] Quentin Massys | euclides59. Piero Manzoni - Página principal - Archivo Obra Piero Manzoni. Piero Manzoni, ¿arte o burla?…
  2. La humildad en el artista – CEC - […] era capaz de poner excremento en un tarro y decir que era una obra de arte por ser de…

Publica una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *